Fundación Beato Adolfo Kolping.

Principios Básicos


1.    Naturaleza.

La Obra Kolping Internacional (O.K.I.), entidad matriz con sede en Colonia –Alemania-, fue iniciada en 1849 por un sacerdote alemán sensible a los problemas de la juventud trabajadora de su tiempo, el Beato Adolfo Kolping, quien la concibió como una obra de evangelización.

Desde su origen la Obra Kolping se define como una asociación de laicos católicos dedicada a la promoción integral del hombre, principalmente trabajador, de acuerdo al Magisterio social de la Iglesia y al ideal del fundador.

2.    Objetivos.

Desarrollar programas de formación y de acción que, a manera de una escuela de vida, ayuden a quienes deseen superarse espiritual, profesional, familiar y socialmente. Es una ayuda para la autoayuda.

Su actividad es de carácter promocional y se destina a todas las clases sociales, aunque con marcada preferencia por el trabajador manual.

3.    Estructura.

La Obra Kolping Internacional constituye su representación en la República Argentina por medio de la Fundación Beato Adolfo Kolping, con sede en la Ciudad de Buenos Aires.

De esta  Fundación dependen la creación de Familias Kolping en todo el territorio nacional y el reconocimiento de los grupos preexistentes que reúnan las condiciones requeridas.

Allí donde existan varias Familias Kolping en una misma región, se creará una Comisión Regional con el fin de orientar, coordinar y ayudar con mayor facilidad a ese grupo de Familias.

Toda la actividad de la Obra Kolping depende de la iniciativa y responsabilidad de los miembros que la constituyen en su condición de socios activos, agrupados en diversas Familias Kolping locales.

Sus proyectos y realizaciones  deben responder a las características y necesidades del lugar y son auxiliados espiritualmente por un Asesor eclesiástico.

Tanto a nivel nacional como regional o local, pueden crearse departamentos específicos que se ocupen de los diversos servicios (profesional, familiar, espiritual, social). Los mismos socios pueden organizarse en subgrupos de acuerdo a la edad.

4.    Visión

Que los socios de las Familias Kolping y miembros de las comunidades a las cuales os debemos, lleguen a ser:

Cristianos auténticos

Trabajadores competentes

Padres de familia responsables

Ciudadanos conscientes

5.    Misión

Es una institución civil y cristiana sin fines de lucro, que promueve la formación integral apoyada en el principio de “ayuda para la autoayuda” desarrollando acciones para generar y/o consolidar la realidad laboral, familiar, ciudadana y comunitaria de todos aquellos que busquen mejorar su calidad de vida.

6.    Objetivo General

Promover, institucionalizar y fortalecer las Familias Kolping “grupos de autoayuda”, para: formar y capacitar a sus miembros y comunidad en general, de modo que logren su realización humana, espiritual, política, social, económica y cultural.

7.    ¿Qué hacen las Familias Kolping?

Planifican y llevan a cabo las líneas de trabajo en común, como capacitaciones en oficios, jornadas de formación, participación ciudadana y liderazgo, actividades de autoayuda y solidaridad, actividades de recreación y participan en la pastoral parroquial, siendo el trabajo comunitario la base de la organización.

–¿Cómo funciona nuestra organización?

Organizando grupos integrados por personas identificadas con los principios y objetivos de la Obra Kolping.  Cada grupo se denomina Familia Kolping, por ser característico el espíritu fraterno de expansión y confianza entre sus miembros.

De acuerdo a las necesidades de cada lugar, cada Familia Kolping desarrolla emprendimientos útiles a la comunidad tomando como base los cuatro pilares siguientes:

Fe y religión:  La formación espiritual fortalece la fe.  Trabajar siempre bajo la guía de nuestros pastores.

Profesión y trabajo:  La capacitación como base de la autorrealización personal. Promoción de actividades que mejoran las condiciones de trabajo.

Cultura y recreación:  Promover las actividades de expresiones de auténtica cultura popular y de esparcimiento.

Familia y Sociedad:  La familia es de vital importancia para el desarrollo de la persona y la sociedad.  Orientar a los jóvenes para ser hijos buenos, respetuosos y futuros padres responsables.  Propiciar la participación ciudadana.

Nuestra meta es formar hombres de fe, trabajadores competentes y honestos, buenos hijos y padres de familia, ciudadanos responsables y libres para forjar su destino.

Nuestra Misión

El proyecto contribuye la construcción de la sociedad civil en Argentina

El proyecto promueve la creación de una estructura de autoayuda para la promoción integral de grupos de población desfavorecidos en la provincia Misiones y el área de Buenos Aires.

1.- Los grupos meta están en condiciones de planificar y realizar el trabajo de la organización/federación de autoayuda y participan activamente en la vida de la sociedad civil.

2.- 10 % de los participantes en medidas de formación profesional que se realizan cada vez más en una red encuentran un empleo.

3.- Emprendimientos de proyectos productivos a nivel de los grupos de autoayuda tienen éxito económico.

4. Los ingresos de por lo menos 10 otras personas de los grupos meta al año se han aumentado.

5. La organización de autoayuda trabaja sobre una base más amplia; hay progresos en cuanto al asegurar de forma sostenible la estructura de autoayuda

6. Programa de micro créditos promueve existencias independientes

7. La Organización de autoayuda dispone de un centro multifuncional (Casa Kolping) que mejora el trabajo educativo, crea puestos de capacitación/formación y empleo y que contribuye al autofinanciamiento.

Visión, Misión y Valores de la Obra Kolping
como base de normas concretas para una conducta transparente y honesta

 Nota previa

En la opinión pública se debate en forma cada vez más intensa el hecho de que, en la actualidad, la corrupción constituye uno de los mayores obstáculos al desarrollo, contribuyendo de modo decisivo a aumentar más aún la injusticia social. Las víctimas de la corrupción no son sólo los pobres, sino todo aquel que intenta ganarse el sustento en forma honesta. El Papa y diversas conferencias episcopales nacionales ya señalaron en múltiples ocasiones el rol perjudicial de la corrupción, exhortando a los cristianos y a las organizaciones cristianas a enrolarse en la lucha contra ese flagelo. La Obra Kolping Internacional está actuando en la misma línea.

En su sesión del 27 y 28 de noviembre de 2002, el Directorio General de la Obra Kolping Internacional trató en forma extensa las consecuencias nocivas de la corrupción para el desarrollo económico y social en casi todas partes. Hubo un amplio consenso en calificar la corrupción como un “tumor canceroso” que invade casi todos los ámbitos sociales, creando graves problemas y agravando problemas ya existentes.
Por eso, en un primer paso, la Obra Kolping Internacional resolvió adherir como miembro a “Transparencia Internacional“, una organización especializada en la lucha contra la corrupción, subrayando de esta manera la gran importancia que para Kolping tiene la lucha contra la corrupción y a favor de una mayor transparencia.

En un segundo paso, el Directorio General definió un código de valores, con el fin de presentarlo en la próxima reunión de Consejo General para su discusión y aprobación. A través de dicho código de valores, la Obra Kolping Internacional desea establecer criterios tanto para promover una conducta transparente dentro de la propia asociación como para exigir públicamente una mayor transparencia en cuestiones económicas.

El tercer paso se dio en la reunión de Consejo General de la Obra Kolping Internacional, en Mayo de 2003 en Lucerna / Suiza. Ese órgano directivo de la Obra Kolping a nivel mundial trató extensamente el problema, convocando a todas las Familias Kolping y a todos los miembros Kolping a participar en la lucha contra la corrupción. En lo principal, aprobó el “Código de Valores” que se publica a continuación, para definir los modos de proceder dentro de la propia institución con el objetivo de contribuir de este modo a desterrar de todos los ámbitos Kolping aquellas maneras viciadas de actuar, a través de las cuales determinados miembros o grupos pudieran buscar para sí ventajas injustificadas gracias a su relación con la Obra Kolping.

 CODIGO DE VALORES

 Nuestra Visión

La Obra Kolping Internacional desea asegurar, a través del compromiso de sus miembros y de sus distintas agrupaciones, que en todas partes se respete la dignidad del hombre. Todo nuestro trabajo se centra en la persona humana. Nuestra asociación ofrece a sus miembros diversas oportunidades para desarrollar sus aptitudes y habilidades, con el fin de que cada uno pueda desarrollar su vida bajo su propia responsabilidad. Sin embargo, la persona, en su calidad de ser social, debe asumir responsabilidad no sólo por sí mismo, sino también por sus prójimos. Todo actuar, tanto de los miembros individualmente como de la asociación como tal, está dirigido a promover el bien común a nivel mundial. Para la Obra Kolping Internacional, el hombre como criatura de Dios no sólo es responsable de preservar y cuidar toda la creación, sino que debe responder también ante Dios. La Obra Kolping Internacional, a través de todo lo que hace, quiere transmitir a sus miembros y a la sociedad también el Evangelio de Jesucristo.

Nuestra Misión

La Obra Kolping Internacional subraya – tanto frente a sus miembros como frente a la sociedad en general – que el hombre como criatura de Dios tiene una dignidad especial, la cual le compromete a asumir una responsabilidad particular para con sus congéneres y toda la sociedad.

Capacitamos a los miembros, a través de un trabajo educativo amplio, para desarrollar sus aptitudes y habilidades, con el fin de que actúen con responsabilidad cristiana en su profesión, en su matrimonio y en su familia, en la iglesia, en la sociedad y en el estado.

Ofrecemos apoyo, a través de distintos tipos de asesoramiento y acciones sociales concretas, para que los miembros y sus familias logren una mayor calidad de vida.

Contribuimos a la transformación de la sociedad poniendo énfasis en el bien común en general y más particularmente en el bien común a nivel internacional.

Asumimos nuestra responsabilidad en el ámbito de la sociedad haciéndonos cargo, por iniciativa propia, de tareas sociales y fortaleciendo de esta manera la sociedad civil.

Ofrecemos orientación a las personas que buscan el sentido de la vida y ayudamos a los miembros y la sociedad a reconocer la fuerza salvadora del mensaje cristiano.

Nos guiamos por los principios de la Doctrina Social Católica y las ideas y los planteamientos de Adolfo Kolping.

 Nuestros Valores

Respeto a la dignidad humana

El hombre es la viva imagen de Dios por lo que le corresponde una dignidad especial. Su dignidad debe ser respetada en todas las fases de la vida, desde la concepción hasta la muerte natural, y su validez no depende de la posición social, la edad, el sexo o la pertenencia a grupos étnicos o religiosos.

Solidaridad
El hombre como ser social no es responsable de sí mismo, solamente, sino también de sus congéneres. Esto nos compromete a practicar una solidaridad activa. Para nosotros, la interrelación de las personas a través de redes e instituciones sociales tiene un significado especial.

Amor al prójimo

El amor al prójimo, practicado en el sentido cristiano, nos compromete más allá de lo que nos pueda exigir la solidaridad. Ofrece ayuda y apoyo sin que medie ninguna obligación e incluye también el amor al enemigo.

NORMAS DE CONDUCTA

De la visión, la misión y los valores que guían a la Obra Kolping Internacional, resultan normas concretas de conducta para nuestros miembros y nuestros colaboradores:

Nuestro trato con las personas se caracteriza por la honradez y el respeto.

Cumplimos nuestras tareas con estricto apego al orden legal de nuestro país.

En todo nuestro proceder nos basamos en la realidad objetiva de la situación y sus contextos.

Al tomar nuestras decisiones, nos negamos a buscar ventajas personales, a privilegiar a los miembros de la propia familia o a dar preferencias a los miembros del propio grupo étnico.

Procuramos actuar con la mayor transparencia posible en todos los asuntos económicos y financieros.

Tratamos de manera confidencial todos los asuntos personales de los que nos enteramos debido a nuestra calidad de miembro de la asociación o en el marco de nuestras actividades asociativas.

Si formamos parte de un órgano u organismo con poder de decisión dentro de la asociación, rechazamos ser favorecidos por las determinaciones acordadas, inhabilitándonos para participar en aquellas decisiones que pudieran beneficiarnos a nosotros mismos o a alguno de nuestros familiares.

Lucerna, Mayo de 2003
Consejo General de la Obra Kolping Internacional